Claves para alargar la vida de tus electrodomésticos 2 años ago

Claves para alargar la vida de tus electrodomésticos

La nevera, el horno, el lavavajillas o la placa de cocina son nuestros grandes aliados en la cocina. Y como tales, debemos cuidarlos y protegerlos de la grasa, el polvo y la cal, que terminan mermando la duración de sus vidas.


 

electrodomésticos en Salamanca

Hasta donde sabemos, la receta de la eterna juventud todavía no existe, pero mientras esperamos el milagro, hoy en Muebles Julio garcía os contamos los diferentes trucos que existen para alargar la vida lo máximo posible a vuestros electrodomésticos. Toma buena nota, porque merece mucho la pena…

Nevera

¿Cuándo? Cada tres meses. Esa es la referencia para hacerle una limpieza a fondo, tanto por dentro como por fuera.

¿Cómo? Antes de entrar en materia es importante desenchufarla para evitar perder energía. Saca todos los alimentos y desmonta los cajones y baldas. Utiliza bicarbonato disuelto en agua para limpiar el interior y eliminar olores.

¿Rincones clave? Las juntas de las puertas es un foco de suciedad. Utiliza un paño o bastoncillo de algodón impregnado con vinagre para eliminar los restos. Llénate de fuerza y desplaza la nevera para acceder a la parte trasera. El polvo que se aloja en esta zona puede mermar su funcionamiento. Límpialo y comprobarás que el electrodoméstico trabaja menos forzado y consumirá menos.

comprar nevera en Salamanca

Horno

¿Cuándo? Después de cada uso. Así evitarás que la grasa se acumule y sea más difícil de eliminar en el futuro. Cubre la bandeja con papel sulfurizado y así conseguirás que se ensucie menos. Si sigues estas pautas, tan solo será necesaria una limpieza a fondo cada mes.

¿Cómo? Las bandejas y rejillas son la parte que más se ensucia. Desmóntalas y déjalas reposar en agua caliente con lavavajillas durante una hora. Después, frótalas con un estropajo y si las enjuagas con agua con limón, olerán mejor.

¿Rincones clave? Si quieres eliminar la grasa de las paredes y del cristal, tan solo debes cubrirlas con una pasta de agua, bicarbonato y sal. Deja que actúe durante toda la noche y, cuando la retires, repasa con agua y jabón.

comprar campana cocina

Lavavajillas

¿Cuándo? La humedad es su principal enemigo. Si quieres evitarla, tan sólo debes dejarlo entreabierto después de cada uso. Si queres eliminar los malos olores y garantizar su higiene, utiliza vinagre blanco.

¿Cómo? Sitúa una taza de vinagre blanco en la rejilla superior del electrodoméstico y selecciona un ciclo completo a máxima temperatura. Antes de eso, vacía todo el equipo para evitar que entorpezca el proceso. Si sigues este procedimiento cada dos o tres meses será más que suficiente. En caso de que queden restos en las hélices giratorias, utiliza un bastoncillo de algodón para eliminarlos. Vigila también el filtro, ya que suele ser uno de los principales focos de malos olores. Límpialo bien con agua y jabón.

¿Rincones clave? Los bordes de la puerta, las juntas y las zonas inferiores de la misma suelen ser zonas más inaccesibles. Repásalas con un paño húmedo y un cepillo. En caso de que sea blanco y aparezcan los indeseados tonos amarillentos, utiliza un poco de bicarbonato para ayudarle a recuperar su color original.

comprar lavadora en Salamanca

Lavadora

¿Cuándo? La clave es dejar la puerta abierta tras cada lavado para que se seque y así evitar que se acumule humedad. Limpia la cubeta y los filtros para que no se formen obstrucciones en los conductos. Lava también el cajetín del detergente y la junta de la goma.

¿Cómo? Para limpiar la cubeta, retírala y utiliza simplemente agua caliente. Acostúmbrate a realizar una colada sin carga de vez en cuando en el programa de algodón. Debes tener mucho cuidado con la cal, sobre todo en zonas con agua dura. Para ello, añade un producto descalcificador o un poco de vinagre, en su defecto.

¿Rincones clave? No te olvides de limpiar el cajetín que va colocado en la cubeta. Puedes hacerlo con un cepillo para limpiar las botellas para llegar a todos los recovecos.

comprar lavadora salamanca

Campana

¿Cuándo? Este tipo de electrodomésticos son, junto al horno, los principales imanes de grasa. En el caso de que tu campana sea decorativa, repasa el exterior una vez por semana para eliminar la grasa. Ahora, existen diseños que notifican cuando el filtro debe ser limpiado. Si no cuentas con los últimos modelos, marca en el calendario una vez al mes para dedicarlo a su limpieza. Adapta los tiempos que dedicas a esta labor en función de si cocinas mucho o poco.

¿Cómo? Si el exterior es de acero inoxidable, basta con pasar un trapo con agua y unas gotas de lavavajillas. En el caso de los filtros, hay que retirarlos y reposarlos en remojo con desengrasante. En el caso de que también sean metálicos, se pueden lavar con lavavajillas.

¿Rincones clave? Cuando retires el filtro, aprovecha la oportunidad para limpiar la estructura interna de la campana y las bombillas, que también van acumulando grasa con los usos. Para ello, sírvete de unas toallitas húmedas. Evita utilizar el agua.

comprar campana cocina salamanca

Placa de cocina

¿Cuándo? Mismo procedimiento que en el horno. Conviene pasar un paño humedecido tras cada uso. Es la mejor manera de mantenerla limpia y en buen estado.

¿Cómo? En el caso de las placas de inducción y las vitrocerámicas, existen productos específicos para ello. Es la mejor opción para ello. Si se trata de modelos de gas, deja los quemadores y rejillas en remojo con agua caliente y vinagre y frótalas posteriormente con un poco de bicarbonato.

¿Rincones clave? Repasa los orificios de los quemadores con una aguja o un simple palillo para evitar las indeseadas obstrucciones.

comprar placas vitro Salamanca

Y es que en Muebles Julio García, entendemos de hogar, y eso implica también electrodomésticos. ¿Lo sabías?

¡Ven a visitarnos, y te ayudaremos con tu casa al completo! Muebles, decoración, electrodomésticos… Todo lo que necesita un hogar, está aquí.

 

Cómo elegir la tela para las cortinas 2 años ago

Cómo elegir la tela para las cortinas

Seguro que no le das mucha importancia a las cortinas, mucha gente lo hace, creen que se trata de un elemento de decoración secundario. Sin embargo, son las grandes protagonistas de las estancias de un hogar. Gracias a las cortinas podemos mejorar o arruinar el ambiente de una habitación. Por eso, antes de lanzarte a comprar las primeras cortinas que veas, tienes que conocer las ventajas y desventajas de cada tipo y la amplia variedad que existe en el mercado.


 

Si has elegido con cuidado y mimo los muebles del salón, los cojines y las alfombras, las cortinas no pueden ser menos, y por tanto, tenemos que prestarle la misma atención. Si éstas no son adecuadas, la habitación no quedará tan bonita como realmente pretendes. Para dar en el clavo y elegir la tela perfecta para las cortinas, hoy en Muebles Julio García, os dejamos a continuación una serie de trucos con los que seguro que acertáis.

comprar cortinas salamanca

Telas resistentes y fáciles de limpiar

Cuando pensamos en cortinas, lo hacemos teniendo en cuenta la practicidad. Es decir, cómo lavarlas o mantenerlas siempre limpias y perfectas. Cada vez el ritmo de vida es más frenético, y por lo tanto, necesitamos complementos y accesorios en el hogar que no nos quiten tiempo a la hora de hacerles el mantenimiento. Por eso, el primer consejo a la hora de elegir la tela de las cortinas, es que se limpien bien. Lo ideal es que se puedan lavar a máquina en nuestra propia casa y que no sean muy delicadas.

Así solo habrá que meterlas en la lavadora, en un programa corto en frío y centrifugar y aclarar en un programa suave. Así evitamos que aparezcan muchas arrugas. Lo siguiente es colgarlas húmedas y dejar que sequen al aire. Apenas tendrán arrugas y no hará falta plancharlas, por lo que así nos evitamos sacar la plancha y pasarnos horas al calor esperando a que queden sin una arruga.

Es conveniente que te fijes bien en el material de las telas, y que lleven algún tratamiento ignífugo, para así evitar alimentar el fuego en caso de incendio.

cortinas

Matizar la luz

Algo a tener totalmente en cuenta a la hora de elegir las telas es el lugar en el que las vamos a colocar. No necesitaremos que entre la misma luz en el salón que en la cocina.

Si las vas a instalar en una ventana en la que entra la luz del sol a raudales, puedes elegir cortinas o visillos de tela más tupida, o también estores de tela screen. Si por el contrario la habitación es oscura, debes buscar tejidos ligeros y vaporosos en colores claros, estos no obstaculizan el paso de la luz natural. El blanco es siempre un acierto, ya que multiplica la luz.

En las habitaciones pequeñas quedan muy bien los estores y visillos muy transparentes. Así ganarás luz y esta hará que este espacio parezca más grande de lo que realmente es.

cortinas calidad salamanca

¿Estampadas o lisas?

Este es otro dilema con el que nos encontramos a la hora de elegir las cortinas. Estampadas o lisas, ¡qué dilema! Pero realmente, es algo a tener en cuenta, ya que cada una aporta unas ventajas diferentes.

Las cortinas estampadas van muy bien en habitaciones grandes que necesitan un plus de energía. Los diseños potentes y coloristas animan los grandes espacios, sin embargo las cortinas lisas, son perfectas para los espacios pequeños. Intenta que el color de la cortina sea similar al tono de la pared, luego ya añadirás toques de color con otros complementos.

cortinas de calidad en salamanca

Cómo calcular los metros de tela

Si no estás muy familiarizado con el mundo del textil, es probable que te vuelvas un poco loco/a con los metros de tela, y sobre todo a la hora de elegirlos para las cortinas. Si te pasas, las arrastrarás por el suelo y se convertirán en un atrapatodo, si haces corto, se verá la pared y no quedará nada bonito. Así que vamos a contarte unos trucos básicos para elegir los metros de tela necesaria.

Todo depende de los gustos pero para empezar, mide el ancho de la ventana, súmale 30 centímetros y multiplica la cantidad resultante por 2, si quieres pocos frunces. Multiplícalo por 2,5 si quieres un término medio, y por 3 si quieres la cortina muy fruncida. Así sabrás el ancho de tela que necesitas.

Ahora vamos con el largo. Lo habitual es medir la ventana y añadir 15 cm más, pero si te gustan las cortinas más bien larguitas, tendrás que añadir 25 cm en lugar 15.

cortinas en salamanca

A partir de ahora, con estos consejos no tendrás problema para elegir la tela perfecta para tus cortinas. Pero si tienes dudas, ven a visitarnos, y te aconsejaremos lo mejor para ti.  ¿Y a ti cómo te gustan?

¡Te esperamos!